4 ERRORES COMUNES AL ESTIMULAR A UN BEBÉ

ESTIMULAR BEBÉ

Incentivar y fomentar el desarrollo de las capacidades de los más pequeños suele ser una prioridad para las familias. Sin embargo, no siempre se cuenta con la información y herramientas necesarias para llevar a cabo una estimulación adecuada; por lo que es frecuente caer en determinados errores a la hora de querer potenciar el desarrollo de los más pequeños.

Para fomentar una estimulación temprana adecuada es fundamental entender cuáles son sus objetivos, además de conocer los errores más comunes que solemos cometer las familias: solo así, estará en tu mano evitarlos y poner el foco en lo que realmente sí va a potenciar el desarrollo de tu pequeño ????

¿QUÉ objetivos debes perseguir al estimular a un bebé?

Una estimulación temprana adecuada se basa en un conjunto de actividades que se aplican de manera constante y que ayudan a fomentar el desarrollo físico, emocional y cognitivo del niño. No obstante, se trata de generar oportunidades de desarrollo que siempre respeten los ritmos de los más pequeños, teniendo como pilar fundamental el juego y la diversión para garantizar los avances y aprendizajes que se alcanzan a través de este medio.

Teniendo en cuenta lo anterior, los objetivos que se persiguen a la hora de estimular a un bebé podrían resumirse en:

  • Ayudarle (pero nunca forzarle) a desarrollar la motricidad gruesa y fina, además de habilidades cognitivas, emocionales y sociales
  • Favorecer la creación y refuerzo del vínculo afectivo en las familias, gracias al juego y actividades compartidas
  • Fomentar la curiosidad de tu bebé hacia el mundo que le rodea
  • Ofrecerle nuevas experiencias que activen sus sentidos
  • Impulsar su aprendizaje a través del juego como herramienta principal y destacada, sin imposiciones ni normas.

¿cuáles son los errores más frecuentes al estimular al bebé?

La prisa y la desinformación son quizá los elementos que llevan a cometer los errores más frecuentes a la hora de estimular a tu bebé…

¡Es comprensible! En general, todas las familias mostramos prisa para ver cómo nuestro peque conquista los principales hitos de desarrollo: siempre estamos deseosos de ver cuál será el siguiente logro y parece que, casi, les apuramos y empujamos para que logren nuevas destrezas físicas.

Conocer cuáles son estos hitos de desarrollo es parte fundamental para evitar errores, ya que la consecución de estos avances mide -en parte- la evolución de un bebé sano. No obstante, tenemos que tomar consciencia que respetar los tiempos es fundamental, que los desarrollos no responden a un calendario milimétrico y exacto y que no todos los bebés – ni su evolución – puede o debe ser la misma…

Por eso, estos son los 4 errores más frecuentes a la hora de estimular al bebé:

ESTIMULAR BEBÉ

NO RESPETAR LOS RITMOS

Generalizando mucho, existen la sensación de que si un bebé alcanza antes los hitos clave de desarrollo significa que está más avanzado o es más listo… ¡pero no hay nada más lejos de la verdad! Lo realmente interesante es el “trabajo” y aprendizaje que los pequeños realizan para alcanzar precisamente esa evolución: hacerlo por sí mismos en el momento en que tienen las capacidades necesarias para ello es la mejor forma para avanzar con seguridad paso tras paso en su desarrollo

FORZARLES U OBLIGARLES

La estimulación no puede ser tomada como una tabla de ejercicios que se repite cada día a la misma hora. Desde Mi Otro Yo apostamos firmemente porque sea siempre parte del juego, de una actividad lúdica y divertida que se comparta en familia. Además, es fundamental ser receptivo a cómo está el bebé: llevar a cabo ejercicios de estimulación cuando, por ejemplo, tiene hambre o sueño, solo va a generar malestar y frustración… Del mismo modo, cuando un pequeño se cansa o deja de prestar atención no conviene insistir o forzar, ya que conseguiríamos un efecto contraproducente.

COMPARAR

Muy relacionado con el primer error ya que se basa en no entender las diferencias que hay entre todos los bebés. Cada niño es único y así lo son también sus ritmos, por lo que hacer comparaciones con los avances de otros pequeños no solo no lo ayudará, sino que lo limitará.

SOBREESTIMULAR

La evolución de los pequeños siempre es en escalera; es decir, van paso a paso y no pueden alcanzar un logro sin haber conquistado antes los anteriores. Por ello, no por estimular más tiempo o con mayor intensidad se tendrán más avances; ni por exponerlos a actividades o estímulos para bebés con capacidades más avanzadas. Resulta, por tanto, súper importante, respetar los ritmos del bebé y adecuar las actividades a sus capacidades reales, además de siempre preservar sus necesidades de descanso y relajación.

Al estimular a tu bebé pon el foco en…

JUGAR. Jugar, jugar y jugar es la base de todo aprendizaje en esta primera etapa de la primera infancia. Gracias al juego llegarán a los aprendizajes más importantes que les ayudarán a conseguir los hitos de desarrollo clave en el primer año.

Por eso, pasarlo bien y disfrutar es fundamental. Tanto para el bebé, como para la familia que lo acompaña ???? Es importante tener en cuenta que del tiempo que pasan despiertos, los bebés invierten más de un 60% en explorar a través del juego: ¡y es que es el vehículo fundamental para su aprendizaje!

Es por esto que la metodología de Mi Otro Yo y su escuelita se basa precisamente en el juego como elemento fundamental de la estimulación temprana. En ella encontrarás multitud de ejercicios, juegos, ideas, actividades y materiales para acompañar a tu bebé durante su primer año de vida y fomentar su desarrollo óptimo.

Y si en algún momento te asaltan dudas o percibes algo preocupante en el desarrollo de tu pequeño, confía en los profesionales: pediatras y neuropediatras, fisios pediátricos y especialistas en estimulación temprana pueden ayudar para la consecución de los hitos de desarrollo clave.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Natalia González López, propietario del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de Privacidad.

Ir arriba
WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner