cesto de los tesoros

CESTO DE LOS TESOROS: UN JUEGO DE ESTIMULACIÓN SENSORIAL

Es muy difícil separar la idea de la Navidad de los regalos; y, supongo que por ello, esta es sin duda la época en la que suelo recibir más consultas acerca de qué juegos o materiales son más interesantes para la estimulación de los bebés. Hoy quiero hacer foco en uno de los materiales que a mí me parece más completo para el juego de los pequeños: el cesto de los tesoros.

Es una propuesta de juego sencilla, pero interesante, que se basa en presentar a nuestro bebé un recipiente (normalmente un cesto, de ahí su nombre???? ) que contiene objetos que llamarán la atención del niño, además de estimular sus sentidos a través de su manipulación.

qué beneficios encuentro en el cesto de los tesoros

cesto de los tesoros

A pesar de ser una propuesta sencilla, el cesto de los tesoros resulta enriquecedor en muchos sentidos. A continuación destaco algunas de las características que me parecen más positivas:

  • Desde los 6 meses, más o menos, ya se puede presentar este juego a los bebés. Suele esperarse hasta este momento ya que es cuando comienzan a tener cierta autonomía de movimiento e, incluso, se mantienen sentados: ambas cosas les permitirán más riqueza en la exploración de los materiales.
  • Es un juego libre y abierto a la improvisación en el que la exploración es la clave. Nuestro papel en este caso va a ser más desde un punto de vista de observador o supervisor, simplemente para garantizar la seguridad y el bienestar del niño durante el juego. Nuestro bebé será el protagonista, quien investigará, observará y manipulará en función de adonde su curiosidad le lleve ????
  • Es una herramienta fabulosa para la estimulación de los sentidos y las capacidades motrices y cognitivas. ¡Además de que los peques suelen mostrarse bastante entretenidos explorando los tesoros!

cesto de los tesoros y estimulación sensorial

En la propuesta de juego del cesto de los tesoros la clave para la estimulación residirá en la elección de los objetos que contiene en su interior: por eso es tan importante elegir objetos que sean de diferentes materiales, texturas, forma; e, incluso, con variedad en cuanto al tamaño y el peso para que durante la exploración el bebé perciba todas esas diferencias.

De esta manera es como fomentará el desarrollo de sus sentidos:

  • La vista: reconociendo diferentes objetos, su forma, su color, incluso como brillan o si reflejan la luz
  • El tacto: percibiendo los diferentes materiales en que están hechos y sus texturas. Es por eso que se recomienda en el cesto de los tesoros apostar por materiales de carácter natural (de madera, metal, algodón, etc.), evitando el plástico, puesto que es un componente que ofrece muy poca información sensorial.
  • El oído: algunos objetos sonarán al agitarse… ¡o al golpear contra el suelo! Esto también es parte de la experimentación así que, más que tratar de evitarlo, mejor que preparemos de antemano el lugar de juego para que no haya accidentes ????
  • El gusto y el olfato: especialmente el primero ya que, durante la etapa en la que más disfrutan este juego (desde los 6 hasta los 36 meses aproximadamente), lo más habitual es que estén experimentado la fase oral en la que la exploración se realiza a través de llevar los objetos a la boca. Por eso, una vez más, conviene que todos los materiales dentro del cesto sean de carácter natural.

cÓMO PREPARAR UN CESTO DE LOS TESOROS

Es relativamente sencillo crear un cesto de los tesoros casero: se trata de encontrar un recipiente de no mucha altura -mejor si es de yute o mimbre- y depositar en él una selección de objetos cotidianos que, como veíamos, deben ser de materiales naturales; además, es importante que sean objetos seguros (sin piezas pequeñas o bordes cortantes).

Algunas ideas de materiales para el cesto de los tesoros son:

  • Trapito, preferentemente de algodón orgánico. Puede ser “crujiente” o llevar algún estímulo sonoro
  • Mielero, normalmente de madera y que puede tener también lazos
  • Pelota de croché con hilo orgánico, que también puede llevar cascabel
  • Palo sonajero, fácil de manipular
  • Pelota de fácil agarre y blandita
  • Aro con muselina, para practicar el “meter-sacar”

También se pueden encontrar opciones súper interesantes para comprar ya preparados. Mis favoritos son, con diferencia, los de Vera mum&baby tienen una propuesta preciosa de diferentes cestos, siempre cuidando tanto la selección de los materiales y la calidad de la misma, como el resultado estético final.

Esta es una propuesta de juego dinámica y viva, por lo que puedes ir variando los objetos según vaya creciendo el bebé: de esta manera siempre tendrá qué explorar y mantendrás su interés intacto, puesto que el cesto irá evolucionando a medida que también él lo hace ????

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Natalia González López, propietario del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de Privacidad.

Ir arriba
WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner