desarrollo del bebé

DESARROLLO DEL NIÑO: LA IMPORTANCIA DEL AMBIENTE

desarrollo del niño

El desarrollo del niño está condicionado, desde el momento que nace, por su propio potencial; pero, también, por el entorno en el que crece y se desarrolla, con el que interactúa y se relaciona, del que aprende y evoluciona.

No solo se trata de pensar el ambiente como la sociedad o la cultura que rodea al bebé; si no también la parte emocional y afectiva que potenciará en él el desarrollo de un tipo de relaciones; y, por supuesto, al ambiente físico (espacio, materiales, etc.) que le rodeará en estos primeros momentos de vida. Hablar de la influencia que el ambiente tiene en el desarrollo del bebé es, por tanto, un tema amplio y, sobre todo, complejo. Para abordarlo por partes, hoy, para comenzar, veremos aquello que se refiere al círculo más próximo de los bebés: el ambiente afectivo y emocional; y el ambiente físico, en cuanto a espacios y materiales.

LA IMPORTANCIA DEL AMBIENTE AFECTIVO Y EMOCIONAL EN EL DESARROLLO DEL NIÑO

desarrollo del niño

Todo el desarrollo del niño está ligado a los lazos y vínculos que el pequeño establezca con sus personas de referencia, habitualmente aquellas dentro de la familia: papá y mamá, especialmente. Tanto es así, que la influencia de estas relaciones no solo va a afectar a su desarrollo emocional y afectivo, si no que también determinará la evolución de habilidades tan dispares como las motoras, lingüísticas, cognitivas y, por supuesto, sociales; determinando en gran medida cómo va a ser su relación con el entorno.

Un ambiente emocional y afectivo de apego, con vínculos fuertes entre la familia y el bebé suele contribuir a que los niños se desarrollen con un mayor nivel de confianza (y autoconfianza), con buena autoestima y más seguros de sí mismos. Todo ello, además, impactará en que se relacionen mejor con su entorno al tener más capacidades y herramientas; lo que también suele permitir que, cada vez, avancen -y consigan- mayores retos en el futuro.

No existe un único ambiente emocional “correcto” o “exacto” para favorecer y potencial el desarrollo del bebé; pero podemos quedarnos con cuatro palabras claves que lo identifican: amor, cariño, seguridad y confianza. Con estos elementos esenciales de base los bebés pueden desarrollar un apego emocional y afectivo seguro ????

LA IMPORTANCIA DEL AMBIENTE FÍSICO EN EL DESARROLLO DEL NIÑO

Otro de los elementos que va a determinar la evolución del desarrollo del bebé es el ambiente del entorno físico en el que se desenvuelve y con el que interacciona y en donde, además, tienen lugar la mayor parte de las relaciones sociales que el niño vive en esta primera etapa de su vida.

De hecho, metodologías educativas como puede ser la filosofía Montessori dan especial relevancia a este hecho, al que denominan como ambiente preparado; es decir, destacan la importancia de preparar el espacio en el que el bebé va a interactuar ya que es el entorno principal en el que se favorecerán los primeros aprendizajes.

desarrollo del niño

A la hora de preparar este entorno físico en el que el bebé va a moverse conviene tener en cuenta:

·       LA SEGURIDAD – ha de ser un entorno seguro que no revista peligros para los pequeños.

·       LA EXPLORACIÓN – el espacio ha de estar adaptado de forma que permita e incentive la exploración, siempre atendiendo a las capacidades del bebé en cada etapa evolutiva.

·       ADAPTABILIDAD – el ambiente debe estar adaptado a las necesidades del pequeño: superficies adecuadas para favorecer los movimientos, materiales en línea con sus habilidades para fomentar una estimulación adecuada, etc.

El equilibrio entre el ambiente físico y los materiales que se encuentran en él y las habilidades del bebé tiene que ser una de nuestras guías a la hora de preparar un espacio para el niño. Por eso, aquí te dejo unos consejos para optimizar al máximo ese espacio y materiales de cara al desarrollo de tu bebé…

  • El suelo es tu aliado: prácticamente desde su nacimiento es en este elemento del espacio donde va a adquirir sus principales logros, especialmente motores. Prepáralo adecuadamente para que sea un lugar de juegos.
  • Respeta el momento evolutivo y adapta los materiales a sus capacidades: no por ofrecerle cosas de “más mayor” se potenciará su desarrollo
  • No utilices todos los materiales a la vez: ofréceselos de poco a poco y vete rotándolos
  • Favorece también el ambiente adecuado para cubrir sus necesidades de descanso y sueño; puesto que también cumplen una función vital en el conjunto del desarrollo del niño.

Siguiendo estas pautas básicas el entorno de tu bebé, tanto afectivo como físico, potenciará su desarrollo desde el primer día. Y, como a veces seleccionar los materiales adecuados para los bebés puede resultar un poco complejo, recuerda que en la sección Materiales para tu bebé puedes encontrar una selección realizada en función de la edad y la etapa evolutiva ????

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Natalia González López, propietario del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de Privacidad.

Ir arriba
WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner