Desarrollo del bebé

DESARROLLO DEL BEBÉ Y SIGNOS DE ALERTA: ¿CUÁNDO ME DEBO PREOCUPAR?

Desde el minuto uno en que las familias se estrenan en la maternidad/paternidad, lo habitual es que les acompañe cierta preocupación sobre el desarrollo de su bebé

Preguntas como, “¿será normal que haga (o no haga) esto?”, “¿debería ya estar consiguiendo lo otro?”, “¿irá todo bien?”, forman parte de del día a día de las familias y con ellas solo buscamos la certeza de que el desarrollo de nuestro pequeño va viento en popa.

EL DESARROLLO DEL BEBÉ LLEVA UN RITMO PROPIO EN CADA NIÑO

Desarrollo del bebé

Lo primero que siempre me gusta transmitir a las familias es la importancia de grabarnos esta idea: cada bebé tiene un ritmo madurativo propio por lo que su desarrollo no puede, ni debe, ser medido en función de las habilidades y capacidades que hayan desarrollado otros bebés de su entorno.

Muchas de las preguntas, como las de arriba, que generan un alto grado de ansiedad de las familias vienen derivadas de la comparación del desarrollo de su bebé con el de otros peques del entorno (escuela infantil, parque, urbanización, etc.). Y esto es un grave error: no todos los niños llevan un mismo ritmo, ni los hitos evolutivos tienen que alcanzarse en un momento exacto.

A las familias nos caracteriza esa prisa por ver que nuestro bebé alcanza los principales hitos evolutivos, como manera de confirmar que todo está bien. Para ello, trabajar la estimulación temprana adecuada con los bebés, sin duda ayuda a favorecer el desarrollo y la consecución estos hitos; pero es fundamental que siempre se respeten los ritmos y tiempos de cada pequeño.

signos de alerta en el desarrollo del bebé

Desarrollo del bebé

Sin olvidar que cada pequeño tiene un ritmo propio que hay que respetar, conocer los tiempos aproximados en que los bebés suelen ir alcanzando nuevas habilidades suele ser tranquilizador para las familias, ya que nos permite tener la comprobación plausible de que la cosa marcha como debería.

De igual forma, aquí quiero dejaros una guía orientativa básica de signos de alarma en el desarrollo del bebé ante los que recomiendo estar alerta.

  • Si a los 3 meses:
    • No presenta sonrisa afectiva
    • No hay control ni persecución ocular
    • No existe un control mínimo de la cabeza
    • Está más irritable (y durante períodos prolongados) de lo normal
  • Si a los 6 meses:
    • Tienen muy bajo tono muscular en el tronco o en los miembros
    • Mantiene la mano cerrada sobre el pulgar o persiste alguno de los reflejos arcaicos propios de los recién nacidos
    • No coge cosas
  • Si a los 9 meses:
    • No hay sedestación (ni siquiera con apoyos)
    • Se desequilibran y no tienen el reflejo de poner los brazos hacia delante o para darse estabilidad
    • No existe balbuceo
  • Si a los 12 meses:
    • No muestra interés por lo que les rodea
    • No gatea o se pone de pie (¡o lo intenta!)
    • No comprende demandas sencillas
    • Hay ausencia de juegos funcionales (perseguir o rodar coches, apilar objetos, etc.)

Si notáis que vuestro pequeño encaja en alguno de estos síntomas, no debéis nunca alarmaros (acordaos siempre que el ritmo de desarrollo no es igual para todos), pero convendría acudir a alguno de los profesionales que os indico a continuación.

LOS PROFESIONALES, ALIADOS EN EL DESARROLLO DEL BEBÉ

Desarrollo del bebé

Desde el nacimiento, y gracias a las revisiones periódicas pautadas para los bebés, vuestro pediatra va a tener la posibilidad de valorar de forma continua el adecuado desarrollo del bebé. No obstante, y ante cualquier duda o signo de alarma que hayáis podido detectar, acudid al pediatra para que pueda valorar la necesidad de hacer pruebas, tomar medidas o derivar hacia especialistas.

Pero también existen otros perfiles que aportan ayuda y acompañamiento a las familias de cara al desarrollo de los pequeños. Por eso, ten en cuenta que puedes encontrar ayuda en:

–        Profesionales de estimulación temprana: te aportarán ideas, juegos y actividades a través de las que podrás ofrecer a tu bebé estímulos de calidad que favorezcan su desarrollo. Mi Otro Yo es la primera escuelita online de estimulación en España y acompaña a las familias para potenciar el desarrollo de sus bebés en el primer año de vida, de una manera lúdica y divertida.

–        Fisioterapeutas pediátricos o infantiles: si detectas algún problema leve en el desarrollo psicomotor de tu pequeño (como evitar el volteo hacia un lado, por ejemplo), una visita a este tipo de profesionales de salud puede marcar un antes y un después.

–        Neuropediatra o especialista en neurodesarrollo: si alguno de los signos de alerta que veíamos antes persisten, estos especialistas podrán valorar la situación y orientarte en los mejores pasos a seguir de cara al desarrollo óptimo de los pequeños.

La tranquilidad es fundamental para acompañar el desarrollo del bebé; por eso, recuerda que cada pequeño lleva un ritmo propio en su evolución que debe respetarse. Trabaja una estimulación adecuada con él y eso te ayudará a mantenerte alerta ante cualquier signo de alarma que pueda aparecer en su evolución. De ser así, acude siempre a un profesional de salud que te acompañará en el proceso ????

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Natalia González López, propietario del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de Privacidad.

Ir arriba
WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner