Escuela infantil

¿ES BUENO LLEVAR A LA ESCUELA INFANTIL A MI BEBÉ?

El inicio de septiembre suele ser el momento en que muchas familias se enfrentan a la necesidad de llevar a sus bebés a la escuela infantil; hecho que, en general, nos llena de dudas sobre si es la mejor opción o si tendrá repercusiones negativas para nuestro pequeño.

¿NECESITA MI BEBÉ IR A LA ESCUELA INFANTIL?

escuela infantil

Objetivamente, los bebés no “necesitan” acudir a una escuela, menos en su primer año de vida: los primeros meses su necesidad está centrada en la atención, el afecto y los cuidados de su entorno familiar. Sin embargo, nuestra forma y ritmo de vida actuales y la tan ansiada necesidad de conciliación, han convertido a la escuela infantil en una muy buena opción -en ocasiones incluso la única- para el momento en que nos tengamos que reincorporar a trabajar.

Si la escuela infantil es la opción que se ha elegido, es muy importante afrontar estas posibles dudas desde una perspectiva positiva, ya que nuestra tranquilidad y fortaleza transmitirá seguridad a los más pequeños y hará que todos disfrutemos de esta experiencia con mejores resultados.

ASPECTOS POSITIVOS DE LA ESCUELA INFANTIL

escuela infantil

La inmensa mayoría de las familias desearíamos alargar el tiempo de nuestros bebés en casa y es solo por motivos laborales por los que decidimos que el bebé acuda a una escuela infantil. Sin embargo, no por ello deja de suponer también una experiencia positiva para ellos en muchos aspectos:

  • Profesionalización: sabemos que nuestro bebé es con nosotros con quien está mejor; pero si tenemos que delegar su cuidado fuera del entorno familiar el hecho de que esté en manos de profesionales cualificados y con experiencia genera mucha tranquilidad.
  • Proyecto educativo: la escuela infantil dista mucho de ser una “guardería” sin más. El servicio que ofrecen la mayor parte de estos centros va mucho más allá del cuidado físico (cambio pañal, comida, etc.) y trabajan de forma consistente valores como la autoestima, el respeto y la autonomía de los más pequeños.
  • Rutinas y hábitos: fundamentales en la infancia, son pilares de trabajo en las escuelas infantiles. Y ayudan a reforzar esos valores que mencionaba antes.
  • Actividades para el desarrollo: en las rutinas diarias los educadores suelen incorporar trabajos y actividades de estimulación tanto para el desarrollo psicomotor como para el socio-afectivo, siempre a través del juego y el afecto.
  • Socialización y convivencia: si bien es verdad que los niños tan pequeños tienen una socialización limitada (viven una etapa egocéntrica y sus juegos/actividades suelen ser de carácter individual), y que en el entorno de su hogar también pueden socializar, en la escuela infantil pueden convivir con iguales y enfrentarse a nuevos retos como las esperas, los turnos, las actividades grupales, etc.

Gestionar una buena adaptación a la escuela infantil

escuela infantil

Dependiendo de la edad que tenga el bebé la adaptación puede cambiar. Pero hay unos pilares básicos que es importante tener en cuenta y que ayudarán a mejorar esa entrada (¡o regreso!) a la escuela infantil.

  • Respeta, en la medida de lo posible, el período de adaptación: muchas escuelas infantiles permiten hacer esa transición en los primeros días, alargando progresivamente el tiempo que el bebé pasa allí y pudiendo ser acompañado por las familias en esas primeras jornadas. De esta manera estaremos con él mientras va integrando ese nuevo espacio y esas nuevas personas dentro de su “minimundo”.
  • Lleva un objeto de apego: al iniciar la escuela infantil tendréis que llevar muchas cosas; ¡incluir un objeto de apego siempre es una buena idea! Ya que pueden recurrir a él siempre que os echen de menos, y les reconfortará. Y en caso de que no tengan, podéis pintar cada día un dibujo en su mano, para que les acompañe hasta vuestra vuelta ????
  • Habla mucho con el personal de la escuela infantil: no solo para fomentar vuestra tranquilidad, que también, si no porque poco a poco la comunicación irá forjando una buena relación que transmitirá también confianza a vuestro pequeño.

La tranquilidad y confianza de la familia va a ser fundamental para que el bebé también afronte con ilusión esta nueva etapa y se adapte con rapidez a la escuela infantil.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Natalia González López, propietario del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de Privacidad.

Ir arriba
WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner