Familia bebé

Primer mes de vida ¿Cómo estimular a tu bebé?

Tu bebé ya está aquí. En tu vientre se sentía protegido, calentito, sin ruidos altos, solos tú y él. Sentía tus caricias y todos los estímulos externos que le proporcionabas. Ya podía sentir dentro del vientre, saboreaba los alimentos que comías, escuchaba tus latidos, tus tripas sonar, el flujo de tu circulación, tu voz, la voz de papá, de los abuelos, los tíos, percibía los cambios de luz…

De repente se enfrenta al exterior, ¡este mundo si que está lleno de estímulos! La estimulación táctil empieza a ganar terreno en el área sensorial. Le ponemos ropita y siente por primera vez diferentes texturas en su piel, le coge mamá, papá, los abuelos, los tíos, los amigos… cada uno con un tacto diferente en sus manos. Comienza a experimentar y distinguir los olores, cada persona que le coge huele distinto… Empieza a saborear los primeros alimentos a través de la succión, la leche es algo nuevo para él. No puede ver con claridad, pero siente luces y contrastes. Escucha diferentes voces y sonidos, la voz de alegría de la abuela, como llora de felicidad mamá, el tío que llega con su voz alta, la hermanita que habla muy bajito para no despertarle… ¿Qué os parece? ¿Ha recibido estimulación?

Los primeros días son agotadores, los bebés reciben mucha información y comienzan a aprender sin medida, como si de una carrera de fondo se tratara. Llegan los primeros regalos… un sonajero, un peluche, un muñeco que habla y claro ¡Vamos a enseñárselo! Todo esto sucede sin querer, pero el bebé solo nos necesita a nosotros, tiene que adaptarse al entorno, tiene que conocernos primero a nosotros y poco a poco irá descubriendo y explorando el mundo que le rodea. Debemos dar la oportunidad de crear el vínculo familiar.

Hasta ahora sus dos primeros días de vida han sido un cúmulo de sensaciones y aprendizajes a toda marcha y esto se va a prolongar en el tiempo. Los primeros años de vida serán los más potentes en cuanto a la base de su aprendizaje.

¿Qué estímulos puedo proporcionar el primer mes de vida?

Yo como profesional de la estimulación temprana solo te voy a recomendar una cosa, abrázale, siéntele, acaríciale, háblale bajito… ¡Uy, perdón, solo te iba a recomendar una cosa!

Lo que te aconsejo es que no caigas en la sobreestimulación, el primer mes es un mes de conoceros y lo más importante, que te sienta y se sienta protegido y acompañado. Es un primer mes donde debéis crear vínculo, una complicidad entre vosotros. Aprovecha e introdúcele en el maravilloso mundo del masaje, toca mucho a tu bebé, a través del tacto va a percibir todo tu cariño y tu deseo por darle lo mejor.

Con este consejo ya estás iniciando a tu bebé en la estimulación temprana. Le estás introduciendo a un mundo de sensaciones que van a aumentar su control emocional, su autoestima, su percepción del ambiente, su seguridad….

¿Puedo incluir una rutina de ejercicios?

Como ya sabrás las rutinas son fundamentales a la hora de enseñar al bebé que las cosas suceden una detrás de la otra. Te voy a dejar varias ideas para que puedas incluirlas dentro de tu rutina sin necesidad de caer en una sobreestimulación.

 

Mientras alimentas a tu bebé:bebé mamando reflejos

  • Proporcionarle caricias, por sus manos, sus brazos, sus piernas, su carita… y háblale de manera pausada y tranquila.
  • Toca sus dedos uno por uno para que vaya teniendo conciencia de su propio cuerpo.
  • Canta alguna canción de cuna para estimular su audición

Mientras le cambias de ropa o pañal:

  • Masajea su cuerpo suavemente.
  • Permítele que mueva piernas y brazos dentro y fuera del agua.
  • Háblale y cántale de manera pausada y relajada.
  • Deja caer el agua desde diferentes ángulos e intensidades.

Mientras está despierto:

  • Acuéstale en diferentes posiciones: de lado, boca abajo, boca arriba…
  • Muéstrale algún juguete con contraste blanco y negro.
  • Sal a pasear para que experimente diferentes ambientes.

 

Con todo esto que te propongo ya nos sobra para incluirlo dentro de la rutina el primer mes, según vaya creciendo podremos incluir otro tipo de actividades y acompañarle a explorar el mundo que le rodea. Tan pequeños solo quieren dormir, alimentarse y estar junto a ti.  ¡Disfruta esos momentos!

 

 

 

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Natalia González López, propietario del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas. Consulta más información en mi Política de Privacidad.

Ir arriba
WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner